MIS FRASES...



  
La hipocresía es a falsear como la franqueza es a disgusto.


A más dificultad más habilidad. 


Al fallecer el cuerpo, con certeza el alma inicia una vida absolutamente progresiva, aunque esté inalcanzable a nuestro entendimiento.


Cuando odiamos la mente enferma. Cuando amamos el cuerpo se recrea en la mente y la mente en el universo.


Debemos ser felices sin dejar de ser compasivos con quienes son infelices, siempre y cuando la infelicidad no sea producto de la perversión, depravación o por alterar el orden de la naturaleza.


El pensamiento más elevado es la conexión con Dios.


El odio es un preámbulo para el amor.


En cada latido del corazón Dios nos arrulla con su Bendición.


En la aflicción, las lágrimas son la habitación del corazón.


El mejor regalo que Dios nos ha dado es vivir sabiendo vivir, sin dejarnos oprimir por los sentimientos negativos, aunque a veces nos cueste confiar.


El corazón de un niño, revela grandes cosas al corazón de un adulto.


En el ambiente social en el que vivimos, debemos procurar alejarnos de los disfraces y acercarnos a lo natural, para que no se marchite nuestro ser.


Entre la razón y el corazón, existe una insondable oposición entre el alma y el cuerpo.


El ser humano llegó al mundo para aprender a amar y al llegar su muerte parte sin haber practicado el amor, tan sólo el apego.


En las instituciones mentales hay muchos seres que traspasan las profundidades del entendimiento y percepción.


El alma colapsa cuando siempre se hace presente la indiferencia, porque la indiferencia es a destrucción como Amor es construcción. 


Frecuentemente confundimos el amor con el apego, pero el amor es un magnetismo Divino implantado en cada ser humano desde la concepción, al que hemos desvirtuado y relegado, por dar preeminencia a los intereses del mundo.


La fragancia del Espíritu de Dios nos perfecciona en la oración.


Llegar al fondo del abismo es encontrar la cima de la montaña.


La razón es enemigo del corazón, pero al fundirse los dos, siempre gana el corazón.


Las impresiones que se suscitan en el alma desde el primer ciclo de vida, son bienestar o malestar para el cuerpo y determinación para la vida.


La juventud actual es:  la frustración del pasado, la permisividad de los padres, la irreverencia absoluta, la obsesión por los smartphones y más…novedades tecnológicas.


La verdad establecida en el corazón le resta poder a la razón.


La indiferencia es un sofisma elegante de la ignorancia.


Los buenos sentimientos terminan, cuando la indiferencia es prepotente en la razón porque corroe al corazón.


Quien conoce sus alas, no permite que las corten y tiene la capacidad de volar tan alto y a lugares insospechados, que inevitable y verdaderamente está sumergido en la esencia de la libertad de Dios.


Si las lágrimas no fluyeran, el corazón dejaría de existir.


Trabajando se consigue trabajo.


Un verdadero escritor, es quien tiene la capacidad de llegar a las entrañas del océano de un corazón.



FRASES CON ALGUNAS PROFESIONES…


No todos los vendedores hacen parte del “Vendedor más grande del mundo”


No todos los cocineros deleitan el sentido del gusto.


No todos los artesanos persuaden con su dedicación.


No todos los ingenieros tienen la capacidad de producir una forma diversa y perfecta de acuerdo a cada necesidad.


No todos los dibujantes revelan su alma en sus imágenes.


No todos los bailarines iluminan un escenario.


No todos los maestros tienen la capacidad de enseñar.


No todos los escritores emanan de su interior al verdadero escritor.


No todos los joyeros brillan con sus joyas.


No todos los comunicadores, difunden.


No todos los oradores son expresivos.


No todos los editores llevan a un empresario dentro.


No todos los zapateros tienen la virtud de fabricar y restaurar alivio para los pies.


No todos los médicos sanan.

Y como estos, muchos más….


Rita Daisy Moyano Chaves