¡HAY QUE DESCUBRIR CUÁL ES NUESTRO INGENIO!...



Imagen msn noticias
http://www.msn.com/es-co/noticias/tecnologia/el-ingeniero-de-la-nasa-que-invent%C3%B3-la-pistola-de-agua-m%C3%A1s-poderosa-del-mundo/ar-BBvHe6v#image=1




El ingeniero de la Nasa que inventó la pistola de agua más poderosa del mundo.

Estas son las experiencias y noticias que recrean nuestra mente.

No leer tanto de la cruel realidad que termina con la paz en las familias, política, abusos de poder, guerra por concepciones religiosas, ideologías en contravía a la naturaleza, la juventud totalmente desviada, principios morales y valores relegados y mucho más…que quiere apoderarse de nuestro hábitat,
en vez de prevalecer acontecimientos agradables y constructivos como la de este ingeniero, por ejemplo.

El ingeniero ha sido feliz y ha hecho feliz a muchos, debido a sus creaciones fantásticas e inofensivas para la humanidad y lo que tuvo demanda en ventas desde hace 16 años. Diferente es que las personas irresponsables no le hayan dado buena utilización a su inventiva y a causa de estos pocos, se haya puesto en tela de juicio lo fenomenal que el ingeniero creó, pudiendo haber llegado a ser contraproducente para quienes lo compraron.

Una idea desde su infancia marcó la gran diferencia entre ser un ingeniero más....o un ingeniero fuera de serie.

Todos los seres humanos sin excepción, tenemos un poder intrínseco para darle vida y ponerlo a funcionar en bien de la humanidad. Hay que descubrirlo y no esperar a morirnos sin ni siquiera haberlo intentado.

Talento para las ventas, cocina, artesanías, diseños electrónicos, dibujo, baile, maestro, escritor, joyero, comunicador, orador, editor, zapatero y los demás oficios del mundo.

Todos los oficios son necesarios e indispensables para la vida.

No todos los vendedores hacen parte del “Vendedor mas grande del mundo”

No todos los cocineros deleitan el sentido del gusto.

No todos los artesanos persuaden con su dedicación.

No todos los ingenieros tienen capacidad de producir una forma diversa y perfecta, de acuerdo a cada necesidad.

No todos los dibujantes revelan su alma en sus imágenes.

No todos los bailarines iluminan un escenario.

No todos los maestros tienen la capacidad de enseñar.

No todos los escritores emanan de su interior al verdadero escritor.

No todos los joyeros brillan con sus joyas.

No todos los comunicadores, difunden.

No todos los oradores son expresivos.

No todos los editores llevan a un empresario dentro.

No todos los zapateros tienen la virtud de fabricar y restaurar alivio para los pies.

No todos los médicos sanan.



Y como estos, muchos más….