CATARSIS: NICOLÁS MADURO, COMUNISMO, LAS FARC, Y TODOS LOS GRUPOS TERRORISTAS DEL MUNDO.



Mi familia, mis hijos especialmente, aborrecen que yo me exprese de esta manera inexorable y pareciera que mis sentimientos fuesen despiadados; pero NO,  no son despiadados, es que me cuesta TODO, sentir un mínimo de aprecio y Amor de Dios, por un ser tan asquerosamente repulsivo e inhumano como ese NICOLÁS MADURO.  Me cuesta amar AL DIABLO.

La verdad, cada vez que este DESPRECIABLE ANIMAL DEL MADURO, sale por televisión, en el canal que sea, rehúso verlo, porque me produce VÓMITO. Este engendro del diablo ya debía estar quemándose en el infierno. Hasta las mismas llamas reaccionarían por tener contacto con este BODRIO DESPRECIABLE, pues su luz y calor perderían calidad al quemar a este INCUBO ENDEMONIADO, aun perteneciendo a la misma familia del SATANÁS MAYOR.

Jamás imaginé que mi corazón fuese a sentir tan marcado desprecio por una BESTIA como ese.

Muchas veces mi alma se ha quebrantado inevitablemente, por saber a tanto inocente sufrir. 

Qué culpa tienen los niños, los abuelos, mujeres, hombres y hasta mascotas… que también son seres creados por Dios, que culpan tienen todos ellos de la descompostura cerebral de ese maldito del infierno?.

Para quien se encuentre leyendo este comentario, nunca finjo afectos, nunca puedo decir te amo, te quiero cuando no es así.  Muchos pueden llegar a sorprenderse por saber que sigo a JESUCRISTO, creo en la Santísima Trinidad, creo en Dios, soy radical con los principios de Dios, pero hay excepciones. 

Se supone que debo amar al enemigo y directamente este MONSTRUO no me ha hecho nada a mí, pero lo ha hecho a millones de mis hermanos y precisamente por ser humana y tener sentimientos, sufro, sufro el dolor de todas las víctimas de Venezuela, como las demás víctimas del mundo entero quienes están presas de las mentes retorcidas, enfermas, desquiciadas, porque solamente unos trastornados absolutos llegan a DESAFIAR A LA NATURALEZA. 

La desafían maltratando la creación Divina, la desafían violando todos los derechos humanos, la desafían metiéndose con los débiles, con quienes no tienen poder para defenderse. 

Todos los ciudadanos de Venezuela como los: ancianos, niños, adolescentes, mujeres y hombres, están en una posición débil frente al VERDUGO HITLERIANO: NICOLÁS MADURO y por esto abusa de su poder. No tiene corazón, no tiene sentimientos, es un ser viviente en el que por sus venas no corre sangre humana, sino estiércol satánico. La masa encefálica de su cerebro está repleta de glándulas anales y sus neurotransmisores son sanguijuelas, solo tienen la orden de succionar la vida de su pueblo, les ha succionado la alegría, el trabajo, la esperanza, el más mínimo de los alimentos y especialmente, les ha succionado los deseos de vivir.

Cuántos de ellos no se habrán suicidado? y nunca lo hemos sabido, porque a ese maldito gobierno no le conviene que esta noticia se difunda.

Cuántos de ellos no fueron frustrados en sus planes que deseaban compartir con sus familias?, cuántos de ellos no empezaron a escalar la montaña de la victoria y por causa de ese DEVORADOR DE VIDAS, no alcanzaron a escalar ni una tercera parte, pues cayeron abruptamente al abismo de la desesperanza. 

Del desespero tan intenso que experimentaron no hallaron ni esencia del Amor, ni palabra viva y locos en su soledad, llamaron a la muerte que fue la única que les abrió la puerta. Cuántos de ellos en este momento en que me encuentro escribiendo este texto, se acostaron con el estómago totalmente vacío, porque ni siquiera tuvieron la oportunidad de comerse un pan?.

Igual que los ciudadanos de Venezuela, también sufrieron y han sufrido las víctimas de las FARC y de todos los grupos REPUDIABLES TERRORISTAS DEL MUNDO ENTERO.

Todos los que han hecho parte de estos REPULSIVOS E INMUNDOS GRUPOS, y de los GOBIERNOS INQUISIDORES, DICTADORES EXCREMENTALES, y aún no se han arrepentido con dolor sincero ni han abandonado estas actividades PERVERSAS Y DIABÓLICAS, deberían NO EXISTIR.  La tierra enigmática y poderosa debería abrirse y tragárselos a todos sin dejar ni el más mínimo rastro, ni siquiera de la existencia de sus almas, las que deberían morir juntamente con sus cuerpos asquerosos y  nunca más tener la oportunidad de tener ni un hálito de vida sus almas putrefactas, en ningún plano dimensional, que solamente Dios conoce.

Me repudia la actitud estúpida e indolente de algunas personas que gritan a los cuatro vientos, que son cristianas, católicas o de la religión que sea y tengan el atrevimiento de decir: “Que todas las personas que están sufriendo en Venezuela, las víctimas de las FARC y demás…en el mundo entero, están sufriendo porque les hace falta humillarse ante Dios”.

¡Qué estupidez, qué falta de conciencia, qué actitud tan inhumana y falta de inteligencia!.

Puede que sí, puede que no sea cierto, pero nadie sin excepción alguna, tiene el derecho a expresarse de esta manera, porque Dios no es un verdugo, no hace parte de la imperfección, es la esencia del AMOR.  Él respeta el libre albedrío de cada quién y Él no castiga.  Él no tiene nada que ver con las variaciones en el mundo, ni con las perversiones, ni las fornicaciones que hemos hecho al planeta que Él nos entregó, para que lo supiésemos administrar.

No es su culpa que el legado que Él nos dejó, haya sido malversado por dineros ilegales, sucios del narcotráfico, lavado de activos, lavado de dinero, trata de blancas, esclavitud laboral, esclavitud sexual, violación a la naturaleza con la famosa “ideología de géneros”,  degradación del sexo: hombre con hombre y mujer con mujer, sadomasoquismo, practicas zoofílicas, mercadeo con la Palabra de Dios (en todas las religiones existentes, sin excepción alguna), diversidad de fraudes, destrucción al ecosistema, extorsiones, traiciones, mortalidad en los menores y adultos por arraigo de creencias absurdas y egoístas de varios grupos indígenas, que rechazan visitar hospitales, médicos o someterse a transfusiones de sangre para salvar alguna vida,  también se llenan de hijos porque la cultura no les permite ni siquiera, conocer los métodos de planificación; por consiguiente, ¡tanta pobreza, tanta hambruna!, también se debe a ello…y si sigo enumerando todos los HORRORES CON LOS QUE SE HA TRANSGREDIDO Y DEVALUADO NUESTRO HÁBITAT, no terminaría de escribir.

De acuerdo a lo anterior, Dios es culpable?. Tenemos que culparlo de todo lo que sucede o deje de suceder?.

Ustedes, quienes están leyendo esta publicación, creen que Dios me condenará por desahogar mi alma?, creen que Dios me enviará derecho al infierno por no amar a los terroristas?, creen que Dios me castigará severamente por referirme con calificativos rigurosos a esos USURPADORES Y LADRONES DE LA PAZ DEL MUNDO, como son los gobiernos aun retrógrados que todavía viven en el comunismo: Vietnam, Cuba, Corea del Norte y Venezuela?. Asquerosos productores de derramamiento de sangre de sus pueblos sufrientes que no logran conseguir alivio ni un minuto por tanto dolor que padecen.

También será que por sentir aversión a todos los grupos terroristas del mundo, Dios me azotará y nunca me perdonará?.

Cristianos, Católicos, islamistas que creemos en la existencia del diablo, les digo que estoy salvo por la Gracia de Dios.


Nuestra doctrina nos enseña a aborrecer todas las obras diabólicas, y afirmo que estoy salvada, porque NICOLÁS MADURO, LAS FARC Y LAS DEMÁS ASOCIACIONES TERRORISTAS Y COMUNISTAS DEL MUNDO PERTENECEN AL DIABLO, A SATÁN, SHAITÁN o como queramos denominar a este ser de las tinieblas que solamente sabe ejercer la maldad en el planeta.